La velocidad de la inquietud (un experimento científico-poético)

Un equipo de investigación mide la velocidad de la inquietud de un poema.

Lo aíslan en una cámara de flujo laminar y bajo su propio eje, examinan el mundo ¿el miedo?

El experimento avanza y los hechos suceden, violentos. 

La pulsación aumenta. Y el poema empieza a desvelarse entre altos y bajos ciclotímicos.

El equipo contiende entre el conocimiento acumulado y la paradójica isofonía del poema, ¡el nuevo!

Buscan a toda costa un dato, una evidencia, una verdad.

Pero es la vida la que estalla como un animal hambriento [libre

En una supuesta falta de control, el poema sucumbe ante su propio movimiento

Como un choque tectónico, una fuerza que estalla de vida y de muerte.

Sentado en una silla metálica, desamparado, el poeta observa el experimento 

Con una mezcla de asombro y lucidez, ante un fenómeno de tan rara índole.

En un momento dado, el poema parece elevarse ante las leyes de la física 

Una fuerza pensante y viva que rompe con la normalidad de la cosas, de lo establecido.

Pero en un final anunciado, sus pulsaciones cesan

Y un silencio súbito se instala en la sala     en el mundo.

El equipo de investigación prueba a recuperar la velocidad del poema.

Interpelan al poeta en un intento por salvar su propia obra.

Pero él ya no estaba, abandonara la literatura y saliera por la puerta 

[del anonimato

sin esperar al resultado final del experimento].

Publicado originalmente em HIV & CO.

Deixe uma Resposta

Preencha os seus detalhes abaixo ou clique num ícone para iniciar sessão:

Logótipo da WordPress.com

Está a comentar usando a sua conta WordPress.com Terminar Sessão /  Alterar )

Google photo

Está a comentar usando a sua conta Google Terminar Sessão /  Alterar )

Imagem do Twitter

Está a comentar usando a sua conta Twitter Terminar Sessão /  Alterar )

Facebook photo

Está a comentar usando a sua conta Facebook Terminar Sessão /  Alterar )

Connecting to %s